close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • ACTUALIDADES

  • 28 de noviembre 2014

    Entrevista con la bióloga polaca, doctoranda en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

    Conozcamos a Izabela Stachowicz – 27 años, egresada de la Facultad de Biología en la Universidad Jaguellónica. Actualmente está realizando el doctorado en el IVIC (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas) en Venezuela- porque, como dice, para investigar los trópicos hay que estar aquí. Es la autora del blog www.izolinia.pl.

     

     

     

    • Explícanos por favor por cuanto tiempo está prevista tu estancia en Venezuela y  cuál es el objeto de tu investigación.

    Mi aventura con Venezuela comenzó en 2009 cuando estaba haciendo el curso ‘’Ecología Tropical” organizado por la Universidad Jaguellónica junto con el IVIC (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas) donde actualmente estudio. Estuve aquí en 2011 y 2012, para luego en 2013 decidir quedarme haciendo una pasantía, después de la cual comencé el doctorado. Verdaderamente no sé cuándo terminará mi proyecto. El programa del estudios dura 3 años, sin embargo hacer los trabajos de investigación en la Venezuela actual supone un reto enorme. Asuntos tan obvios como obtener los permisos de investigación pueden demorarse varios años, paralizando así el trabajo en el proyecto.

    Me ocupo del análisis del ambiente, la relación de los organismos con la biosfera viva (p. ej. vegetación) y no viva ( p.ej. redes de las vías y de ciudades).  Me ocupo muy detalladamente del modelado de la distribución de las especies, es decir, predecir la distribución de las especies en el espacio geográfico a través de los algoritmos y con base en las representaciones matemáticas a través de la ya conocida distribución geográfica.

     

     

    • ¿Por qué escogiste Venezuela? ¿Por razones logísticas o porque el objeto de investigación es diferente al que hubieras podido tener en otros países?

    ¿Logística? (risas). Ésa es una de las partes más dificiles de la realización del proyecto; desde la seguridad durante el viaje hasta el acceso a la gasolina. Venezuela y su variedad de ecosistemas me encantó ya en 2009. Este país es un modelo del mundo tropical en pequeña escala: los Andes aún cubiertos de glaciares, la Cordillera de la Costa, los secos y semiáridos territorios de las dunas  (Península de la Guajira, Península de Paraguaná e Istmo de Los Médanos), un gran sistema de estuarios (Delta del Orinoco), los humedales (Los Llanos), las islas (Archipiélago Las Aves, Isla La Orchila, Isla Margarita, Los Roques), el lago más grande de América del Sur (Lago Maracaibo) y finalmente el más espectacular tepuy del mundo en Guyana. Es por esta diversidad biológica por lo que estoy en Venezuela. ¡Para un biólogo- ecológo esto es un paraiso! Hay aquí un montón de temas para la investigación que aún no fueron descubiertos por los científicos.   

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

    • ¿Cuáles son las principales amenazas a que están expuestos los jaguares y otros mamíferos? ¿Podrían tus investigaciones ayudarlos de alguna forma?

    He participado en un proyecto cuyo objęto era crear en Venezuela pasillos ecológicos para los jaguares. Por las rutas que siguen los jaguares también pasan otros animales, por esto se los considera una especie indicadora. En este caso el cuidado de esta especie conlleva la protección de toda la fauna neotropical. Estuve participando en expediciones donde se instalaban fototrampas, cámaras con sensores del movimiento que documentan a través de fotos y películas los movimientos de todos los animales. Mi trabajo consistía en la presentación de todos estos datos en el contexto y biogeografico y del espacio.

     

    Deforestación y caza furtiva son las principales amenazas para el jaguar, el felino salvaje más grande de ambas Américas. Los conflictos de estos felinos con los humanos son los más espectaculares. Entre todos los felinos salvajes, ellos poseen la mayor fuerza mandibular; son capaces de romper la concha de una tortuga o el cráneo de una vaca. Al no tener otras presas, matan ganado bovino, caballos y burros criados en los hatos. Los criadores, ante tamañas pérdidas, contratan cazadores contra estos depredadores. Es relativamente fácil cazar el tigre, un gato grande y pesado que deja visibles huellas en la arena o el barro. En la caza siempre acompañan perros, también se usan jaulas con carnada dentro, y en algunas regiones de Venezuela se los atrapa con un lazo. Los indios, por razones culturales, no cazan los grandes gatos, sin embargo los cazadores no comparten estas ideas. Matan para luego vender el cuero, la grasa y huesos que sirven para producir el mágico polvo que creen que ayuda a curar la artritis. Lo hacen por ganancia y más en la actual situación económica del país que invita a realizar semejantes acciones.  La caza oficial de jaguares está prohibida desde 1996 y el libro rojo de la IUCN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza)  lo incluye en la categoría de alto riesgo. A pesar de esto, en Venezuela no existen formas eficaces de control de la caza y los programas de protección de depredadores apenas están comenzando. La amenza más grande para el jaguar sigue siendo el ser humano, y sólo el cambio de su actitud hacia la fauna salvaje puede mejorar la situación de los felinos.  Mi proyecto está direccionado al retorno a la Gran Sabana donde me ocuparé de los mamíferos y las amenzas antropogénicas a las que están expuestos.

     

     

    • En un medio natural tan exhuberante como el venezolano, ¿has tenido la oportunidad de hacer descubrimientos o investigaciones imprevistas sobre otras especies animales?

    Gracias a la colaboración con el Museo Zoológico de la Universidad Jaguellónica de Cracovia, logramos identificar nuevas especies de mariposas que habitan en Guayana. Es una tierra llamada por los biogeógrafos  Pantepui, una de las más antiguas formaciones geológicas del mundo. Se caracteriza por poseer uno de los más altos indicadores de endemismo e inaccesibilidad. Areniscas verticales de 200 metros están rodeadas de espesa y larga selva. Allá viven ranas con garras, lagartos a quienes les gusta bañarse en aguas cercanas y flores carnívoras. Los tepuyes son los lugares menos accesibles del mundo y la mayoría de sus montes han sido visitados menos que la Luna. Tiene un muy alto endemismo, es decir, los fenómenos de la presencia del animal o vegetal particular en un lugar específico son de muy alta recurrencia, tanto para la flora (25% para traqueofitas) como fauna (68,5% entre los reptiles). Cada nueva expedición a los mas lejanos lugares de la parte de Pantepui significa descubir nuevas especies de fauna y flora.

     

    • ¿Cuál es tu relación con las comunidades que habitan en los lugares donde desarrollas tus investigaciones?

    La colaboración con la sociedad local es clave para la realización del proyecto. Son los guías y caciques locales quienes dan permiso para la investigación en su territorio, el cual conocen a la perfección. Su conocimiento de fauna y flora es único, y en muchos casos aun no documentado. No es fácil conseguir la confianza de la sociedad local, al principio siempre son poco confiados, y más aun si llega aquí una rubia que está aprendiendo español. Pero al regresar allá durante uno o dos años te tratan de forma muy diferente, porque ven que la visita a  su tierra no era tan sólo una aventura. Mi español también mejoró como para poder sostener conversaciones, lo que es un elemento cultural muy importante para la sociedad local. Siempre trato de ayudar a las comunidades trayendo ropa, machetes, libros del IVIC y los demás productos básicos necesarios en las escuelas.  Si alguien está interesado en donar algo para los indios Pemón de la Gran Sabana, pueden contactar a la Embajada de la República de Polonia o directamente a mí: stachowicz.izabela@gmail.com.

    MA_20120210 _279821_D
    MA_20110315_376043_D
    MA_20110314_375856_D_a
    MA_20130322_241678_D

    Print Print Share: